Cinco trucos para ahorrar espacio en tu maleta — New Code

Posted on

No tienes todo lo que quieres llevar y que, quizás, no sabes cómo debes organizarlo, te lo explicamos

Te vas de vacaciones después de pasar todo el año esperándolo y, a estas alturas, deberías estar más feliz que las perdices, estás de mal humor porque siempre quieres llevar demasiadas cosas en la maleta y nunca caben. te daremos Cinco trucos para personalizar tantos outfits como puedas, cremas y colonias, o libros; y ahorra en el precio de facturar una maleta más grande en el maletero, especialmente si vuelas con una aerolínea bajo costo.

1 – Rompecabezas con los más difíciles

Empiece por ponerlo debajo de la maleta, como si los rompecabezas están involucrados, las cosas son más densas y pesadas. Desde zapatos hasta tarros. Intenta combinarlos geométricamente tanto como sea posible, como Tetris, y formar la primera capa, lo más plana posible.

2 – No dejes huecos

Al igual que en el tetris, Se trata de dejar el menor número de espacios posibles.. No dejes nada para llenar. Un truco muy típico, que todavía hay gente que no, es poner, por ejemplo, calcetines dentro de los zapatos o para llenar un neceser (que a veces llena mucho y come poco) cosas que normalmente no tienen que estar en una bolsa, como ropa interior.

3 – Enrollar la ropa

Otro truco es enrollar la ropa y, no temas, Verás cuando llegues al hotel que no está arrugado (y el volumen se reduce considerablemente y obtienes mucho espacio).

4 – Dobla la ropa teniendo en cuenta el tamaño de la maleta

Otra forma de doblar la ropa (si no te ha convencido antes) es doblarla en una maleta con la que viajarás. De esta manera es mucho más fácil. hacer pliegues con el mismo tamaño que la maleta y no dejarás un pequeño espacio en el lateral muy difícil de llenar.

5 – Método de la cebolla

Por último, otro método para minimizar el volumen de toda la ropa que quieres llevar de viaje es el conocido como método cebolla. Este consiste en colocar primero la prenda más gruesa en la parte inferior y luego colocar las prendas más ligeras y finas encima, hasta llegar a la ropa interior. Después, doblamos primero la parte de arriba y doblamos la de abajo dejando lo que doblamos antes. Una forma de bola que, con un poco de imaginación, puede parecerse a una cebolla.



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.