Petronio Álvarez: ¿Quién es “El Cuco”, que inspiró el Festival de Música de Cali?

Posted on

Petronio Ivarez murió prematuramente el 10 de diciembre de 1966 en Cali, a la edad de 52 años.

Petronio Ivarez murió prematuramente el 10 de diciembre de 1966 en Cali, a la edad de 52 años.

Foto: Cortesía: Festival Petronio Álvarez

Aunque no se educó en un conservatorio, no se relacionó con ninguna discográfica, ni dedicó su vida a la música ni vivió de ella, Petronio Álvarez ha pasado a la historia regional como uno de los grandes impulsores del folclor del Pacífico, junto a figuras como Mercedes Montaño, Teófilo Potes, Peregoyo o Marquitos Micolta. A falta de la academia, a Álvarez le sobraron instinto, talento y corazón, para finalmente conquistar un lugar alto en la historia musical de Litoral.

(Contexto: Festival Petronio Álvarez: 26 años de puro Pacífico colombiano)

Patricio Romano Petronio lvarez Quintero, o simplemente Petronio, nació el 1 de octubre de 1914 en la isla de Cascajal, Buenaventura. Este músico y compositor es hijo de Juana Francisca Quintero Asprilla, poeta chocoana, y José Joaquín lvarez Micolta, caucano que llegó a este puerto a fines del siglo XIX, interesado en la construcción del primer tramo del Ferrocarril del Pacífico. . , donde más tarde se convirtió en maquinista.

Ante la muerte de su padre en 1926 y las dificultades de su madre para hacer frente a las responsabilidades del hogar de hacer empanadas de pan y cambray, que a veces no eran suficientes, Petronio lvarez comenzó a trabajar desde muy temprana edad. Así, con la ilusión de ser como su padre, consiguió trabajo en el Ferrocarril del Pacífico, inicialmente como aguador, y años más tarde se trasladó a un taller de reparaciones. Allí le regalarían un libro de mecánica que le permitiría adquirir unos conocimientos básicos de locomoción que, junto a lo empírico que le evocaba su personalidad inquieta, lo convencieron de ascender paulatinamente hasta lograr su sueño de ser maquinista.

(Le puede interesar: Alexis Play y Urban Pacific Ensemble: otras voces de Petronio lvarez)

Petronio fungió como primer maquinista de la locomotora “La Palmera”, perteneciente al Ferrocarril Nacional, hoy se conserva como monumento en la ciudad de Cali. El trabajo en el ferrocarril marcó la vida de Álvarez, gracias al cual tuvo la oportunidad de viajar lejos del Pacífico colombiano.

“Él comandaba su locomotora, imprimiendo ritmos en sus carretes en líneas paralelas que acompaña con el ritmo de la canción que canta en la luz brillante y que desaparece con el humo y el viento”. Así lo describe Juana Francisca, su hija y biógrafa.

(Lea también: “Fénix, del sur pa’l mundo”, disco conmemorativo Hip Hop al Parque)

Pero Petronio Álvarez heredó no sólo el trabajo de maquinista de su padre, sino también el apodo de “Cuco”, por su astucia e ingenio para conducir un tren, y del mismo modo su destreza con la guitarra, que aprendió a tocar antes de llegar a la edad de veinte Su habilidad como traductor se complementa con su habilidad como compositor, que, según Juana Francisca, ha sido improvisada por Petronio desde que lo ayudó a vender empanadas de cambray a su madre.

En última instancia, esto se convertiría en una de las grandes características y cualidades de Petronio Álvarez como artista: la improvisación. Se dice que junto a la caja de herramientas de la locomotora colocaba su guitarra para complacer a sus compañeros del Ferrocarril con la maestría que tenía al tocarla y con sus repentinas composiciones en torno a temas que lo fascinaban, como la naturaleza y los paisajes, que se inspiraban en sus viajes en curso. . por el Valle del Cauca, junto a su orgullo por su raza negra y su Buenaventura natal y la vida cotidiana de su gente.

(Le recomendamos: Festival Petronio Álvarez 2022: Pacífico interior e internacionalización)

Precisamente por la inspiración que le evoca su tierra natal, creó ‘Mi Buenaventura’, canción que se convirtió no solo en su canción más popular, sino también en el himno nacional de este puerto y su gente. Originalmente fue grabado por Tito Cortés y Los Trovadores de Barú, en 1952, para luego popularizarse en más de 25 versiones grabadas. También en honor a su encantador puerto, luego, en 1935, creó un grupo musical al que también llamó “Buenaventura”.

Su polifacético acervo musical incluye bamboocos, merengues, huapangos, sones, abozaos y gandas, pero es sin duda el currulao, con todas las tradiciones de sus ancestros africanos, lo que más marcó su andadura en el mundo de la música. A través de sus composiciones en todos los ritmos, Petronio lvarez recrea a su manera muchos rasgos, acontecimientos y sabores de la costa.

(Lea también: Ruzto, “Pequeño Sonero”)

En piezas como “Teresa” retrata el espíritu machista negro de Buenos Aires; en “Roberto Cuero”, los muertos vivientes, anécdotas escénicas y costumbres funerarias populares de la región; con “Bochinche en el cielo” muestra sus múltiples devociones religiosas con la alegría que las acompaña siempre; A través de “El porteñito” o “Adiós al Puerto” expresa una vez más su amor por la patria. Y cada canción tiene su propia historia.

Lo mismo sucedió con “Vespertina”, “El Piñal”, “Chopero”, “Overol”, “Linda Porteña”, “Coja la Pareja”, “Felisa”, “Tan Enojada”, “Adiós”, “Adela”, ” Año Viejo”, “Cali, Ciudad Sultana”, “Adiós Colombia”, “El Cauca”, “Viendo Correr” y “La Caña de Azúcar”, son solo algunas de sus composiciones más populares, aunque la mayoría de los musicales de Álvarez son no publicado

(Le recomendamos: “El cazador furtivo”, un retrato musical de la dura realidad)

Sin embargo, a pesar de su aparente inclinación hacia los ritmos colombianos y especialmente los sonidos del Pacífico, la música argentina ha tenido una profunda influencia en la vida musical de Petronio Álvarez. Cantó y compuso tangos y milongas inspirado en su admiración por el gran Gardel, al punto que en algún momento lo llamaron Gardel del Puerto. Entre los tangos que compuso Petronio se encuentran: “El suicida”, “Recordación”, “El cortito”, “Con mi guitarra”, “Canto en arrabal” y “El pecho me está doliendo”.

En 1942 Petronio lvarez conoció en la Iglesia de San Nicolás de Cali a Veneranda Arboleda Rodríguez, oriunda de Salahonda, Nariño, con quien se casaría luego de 11 años de convivencia. También se le asociaron dos relaciones extramatrimoniales, algo que se consideraba normal entre los hombres de su zona. Se reconocen diez descendientes de Petronio Álvarez: Gerardo, Gladis, Leyda, Nelly, Iván, Alí, Cristina, Juan Francisca, Nancy y Edilberto. Juana Francisca recuerda especialmente el interés de su padre por que sus hijos aprendieran el folclore y las tradiciones orales del Pacífico, a través del mito y el canto.

(Próxima: Feid lanza sencillo “Si lo encuentras por ahí”, un himno a la melancolía)

En 1958, luego de retirarse de su trabajo en los ferrocarriles, Petronio lvarez se mudo a la ciudad de Cali, a una casa en el barrio de Salomia. En Sultana del Valle, este gordo gordo comenzó a participar en una serie de tertulias musicales que él y sus amigos realizaban en honor al Pacífico. Petronio lvarez es parte de la historia bohemia de Cali Viejo.

Deambulaba con su guitarra por las noches, entreteniendo a sus amigos con su improvisación y temas conocidos como “Mi Buenaventura”, en bares, cafeterías y fondas donde se había establecido la costumbre de escuchar cantores y serenateros.

(También: “Me río de ti”, Duro de Despecho rinde homenaje a Darío Gómez)

Tras sufrir un cáncer de huesos que fue disminuyendo paulatinamente en sus últimos años y que le impidió continuar con su vida de vagabundo bohemio, Petronio Álvarez murió prematuramente el 10 de diciembre de 1966 en Cali, a la edad de 52 años, heredando toda la música. un legado a su familia, amigos y en general a la gente del Pacífico, legado que lo ha llevado a ser llamado “El Rey de Currulao”.

En 1996, en honor a “Cuco”, se crea el Festival de Música del Pacífico “Petronio Álvarez”, que se realiza anualmente en la ciudad de Cali y que con el tiempo se convierte en una muestra de folclor, cultura y tradiciones. costa del Pacífico.

*El Centro Virtual Isaacs, basado en “La vida y obra de un compositor. Técnico de canto. Petronio Álvarez “El Cuco”. Juana Francisco Álvarez.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.